20.3.09

Malas Costumbres

He presentado mis escritos a un concurso, es la primera vez que presento algún trabajo mío a algo así de serio o importante, o lo que sea, porque es la primera vez que presentó algún trabajo mío.

Hay muchas personas a las que agradecer. Pero no lo voy a hacer, porque para que yo pueda escribir de ellos, ellos tuvieron que dejar una huella en mí y para que quede una huella en mí, debieron hacer algo que me haga sentir dolor. Por eso, no les voy a agradecer.

Excepto a él, que aún no tiene nombre. A él si le puedo agradecer, porque no sólo se amaneció con mis insomnios, espantó a los asesinos con alas volando sobre mi lámpara y me sirvió café en la mañana. Sino porque el único* poema de amor que escribí, se lo escribí a él.

No hay comentarios: