15.5.09

Alonso:

Ayer me corté el cabello.

Hoy, mientras me bañaba, pasaba las manos por mi cabeza casi desnuda y me arrepentí.

Yo siempre pienso en ti, y esta mañana pensé que quizás cuando me veas ya no ibas a gustar de mí.
Y sé que cuando leas esto me dirás que es una tontería, que lo nuestro está más allá de cualquier rasgo físico, pero es inevitable que lo piense.

¿Te acuerdas la primera vez que me corté el cabello?

Fuimos a la casa de mi padre a decirle que ya no tendría que peinarme más, porque casi no tenía cabello. Él me miró con sus ojos negrisimos y sonrió, sin decir nada. Supe en ese momento que no le gustaba mi peinado, no le gustaba mi cabello corto.

Luego, cuando nos enteramos lo de aquella otra mujer, ¿recuerdas? Cuando mi madre en uno de sus trances endemoniados nos dijo que ella los había visto, lo había visto a el acariciándole el cabello, "porque a el siempre le gustó el cabello largo, pero yo nunca quise llevarlo así".

Entonces ayer, después de la peluquería fui al supermercado a conseguir algo para comer; la gente me miraba, yo no hacía nada más que hundirme en la música, estoy segura que hablaban de mí, pero, bendito sea el volumen al máximo, tú sabes.

Antes de llegar a casa, di algunas vueltas en el parque, fumé algunos cigarrillos, me quedé pensando en lo superficial y vacía que puedo ser algunas veces.

Algunas otras, no. Tú lo sabes de sobra. Pero, ¿cómo hago para que esas otras veces, predominen?

No pues, Alonso, tu sabes que yo nunca quise ser la chica bonita, que no soy de esas chicas que se compran ropa de moda, no sé de marcas, ni de modelos, me compro lo que me queda y lo que alcanza, además. Me visto siempre igual, me maquillo siempre, si; pero siempre igual, también.

No creo que sea esta una catarsis, ni menos que esté pasando por una crisis after corte de cabello.

Mientras escribía, he borrado textos innumerable cantidad de veces, porque lo que quiero decirte, lo tengo escondido en la garganta y te juro que me muero de miedo, pero también de ganas de contarte.



Ven pronto, porque se me están llenando los ojos de pena.


-Te amo-

No hay comentarios: