3.6.09

Quizás.

Quizás, tanta resignación me ha desmoronado la poca intensidad que me quedaba.

No hay nada más que un charco de lágrimas, mi rostro manchado, mis cabellos azules y mis manos frías.

No hay nada y me corta las venas tanta ausencia.




























Y sigo en la nada.

1 comentario:

Ella dijo...

Me pinto de morado de nuevo si quieres :(