6.8.09

¿Dónde estás, Rebeca?

Siento que te apartas de una vida que no te pertenece, pero me dejas a mi al lado izquierdo de la duda, sabiendo o sin saber que me duele.

Te escapas, te pierdes en tu miedo, te entiendo. Te amo y te entiendo, pero hay ciertas cosas que jamás podré tolerar, hay cosas que me duelen y cosas que - acepto - ni siquiera tengo en cuenta. Pero tú que conoces de mi, el lado más oscuro, ¿en serio crees que yo podría hacerte daño? o ¿hacerte daño y disfrutarlo? .

Te vas, no respondes, ¿dónde estás, Rebeca?

La noche me golpea y no me importa, no quiero llenarte la almohada con mis penas, quiero que vengas, te sientes frente a mi y volvamos a ser lo de siempre. Quiero que sonrías y te mires en mis ojos y veas que tu hermosura es única, que no tienes que cambiarte nada, nunca más, nada más. Nada excepto lo que nadie ve, lo que no quieres reparar.

Pero ¿quién soy yo para dar consejos?

Soy la persona que te ama, que te dio la mano en el mismo lugar en el que tú me la diste a mi, soy la persona que aprendió a ser de verdad a tu lado.





Nunca dejes tu espacio vacío.

No hay comentarios: