7.8.09

Hey, tú. Si, si! Tú. La del cabello corto y los dientes desordenados, la que se encarga de arruinarme la vida día a día. Si, tú. La que nunca está conforme con nada, la que va por la vida suplicando atención ajena, arrepintiéndose de todo -de lo que hace y lo que no - La que tiene todo y siempre quiere más.

Tú, la que no se resigna a que el tiempo pase, la de los brazos marcados y el corazón desgarrado. Tú, la que me quita días de las manos, la que me obliga a pelear, a morder cuerpos ajenos, a golpear el mío propio.

Tú. La que está delante del espejo, deja ya de jalarme los cabellos, deja de hacerme caer.

No hay comentarios: