7.10.09

Ya está.

¡Lo has logrado!

Al menos hoy, yo ya no siento esa obsesión que te aterra. No siento, hoy, las ganas de ir arrastrándome detrás de ti. Hoy no siento angustia, no me falta el aire al pensar en ti, no me tiembla el cuerpo al saberte cerca.

¡Felicidades!

Hoy no quiero morir en tus latidos, no quiero perderme entre tus dedos, no tengo miedo de no alcanzarte, no hoy.


Porque así como tanto lo deseaste, yo hoy no tengo ningún sentimiento hacia ti.


Aunque, se te debe haber pasado un poquito la mano, porque tampoco siento ganas de levantar la vista, de ponerme de pie, de salir del vacío, no siento alegría, no siento paz. No siento nada.


Nada de nada.

1 comentario:

angel21mbp dijo...

Ay nena me pone triste leer esta entrada!! No te desanimes por un amor amiga! Menos si no vale lo suficiente para apreciarte como podemos apreciarte nosotros! Eres una nena bella y especial! Escribes super bien! deberías aferrarte a ese talento para salir adelante!! besitos!!