5.1.10

¿En qué momento nos perdimos?

Quizás tú tampoco tengas respuesta. Y quizás sea mejor no dar la que yo tengo. Además, tampoco necesito encontrar una razón, porque así tengamos una o dos mil diez, we are broken y tengo tanta pena, porque nunca volveremos a ser las mismas.

Yo te lo dije: la gente cambia. No pretendo que sigas esperándome en las noches, porque mis noches tienen sellos y horarios nuevos. No espero que estés pendiente, ni que me hables, ni que me cuentes tus cosas al detalle, ni que me tengas a mi sobre el resto. Porque a pesar del dolor, también tengo un peso menos en mi espalda.

Razón y corazón, ¿recuerdas? Me queda poco. Y es así como yo lo quiero.

Pero aún así, lo que siento es como una traición, lo sé, es un comportamiento de escuela, pero no puedo evitarlo.

Siento cómo me dejas, realmente me sueltas la mano y me da lo mismo si tomas otras, porque lo que quiero es que nunca estés sola. Pero ya ni te fijas si yo tengo una mano para andar, en ese momento, en ese lugar. Ahí, cuando tú me dejas.

Y no te preocupes (si es que lo haces) no quiero que te sientas mal (si te llegaras a dar cuenta) sólo quiero dejar de sentir el vacío que (aunque no lo creas) nada llena.

Todo es muy divertido, pero; ¿has notado que yo no te cuento nada? ¿que lo que tu me cuentas es lo mismo de siempre? ¿que el tiempo que pasamos juntas es tiempo irreal? Si lo notas, no entiendo por qué lo dejas pasar. Culpa mía por no decírtelo a la cara.

Pero, si recuerdas como soy, yo soy así, todo me lo guardo para venir luego a desparramarlo en metáforas que quizás sólo yo entiendo. Sentirme liberada por los 4 minutos que tarde en escribir y botar.


Y volver a sentir una daga en mi lado izquierdo cuando pase otra vez.

2 comentarios:

annie dijo...

Te juro que me sentí identificada con cada palabra; es más estoy con lágrimas en mis ojos. Es realmente hermosa la manera que tenés de expresarte; aunque el texto es muy triste. Te ADORO; sabés que siempre contas conmigo :)

Quetzal dijo...

Eso de la daga es cierto! Desparramar en metáforas es lo mejor :)... pasará.
un abrazo