15.2.10

Aw! Alonso...

Estoy en problemas, otra vez. Si no te sorprende, a mi tampoco.

La vida pasa por entre mis dedos y yo la dejo correr, por miedo a cambiarle el curso, por miedo a que mi acción traiga una reacción que no espero (o que no pueda soportar)

Tú, que no estás aquí, entenderás totalmente de qué hablo.

El infierno ya dejó la casa, el limbo ha venido a dormir a mi costado, ocupa el espacio que dejaste y que dejé. Lo ocupa todo. Todo de rojo, rojo limbo, rojo miedo. Llanto rojo.

El saber que todo pasa no me da consuelo, quizás deba cambiar los colores de esta casa. O quizás, quizás, quizás...

Y tengo que darle vueltas salvajes a las páginas que se escriben por la noche, porque no es lo mismo, porque nunca será y porque tengo miedo.

Tengo que venir a contarte a ti cada lágrima porque Im numb as hell and I can't feel a thing, y todo lo que me rodea está desmoronándose ante mis ojos, estúpidos ojos que no saben nada de la vida, estúpidos ojos que se llenan de lágrimas y me crean mármoles helados para las tardes solitarias. Acompáñame a perderme.

Ya no tengo nada y el hecho que no me duela, me duele más. No tengo nada y nada me duele. Me enferma, me mata, no tengo nada y no me causa daño.



Ven. Tráeme un abrazo y una almohada fría, un tic tac infinito desde tu pecho, el sonido cerrado de todo lo que pasa por mi mente y cualquier cosa.

Cualquier cosa que me saque de los desatinos de mis días.









No hay comentarios: