24.3.10

Qué tarde se hizo, Alonso. Sigo esperando, cualquier cosa, cualquier aviso, ¿para qué? eso tampoco lo sé. Se hizo de noche y me duele todo el cuerpo. Es tarde y tengo miedo. Y estoy sola.

¿Cómo fue que se hizo tan tarde, amor? ¿Cómo dejaste que llegue hasta este punto? ¿Por qué dejaste que la oscuridad me absorba?

No, esto no es un acta de reclamos, pero deberías saber que aquí estoy, tarde para todo. Estoy aquí y soy sólo yo.

Y ninguna sonrisa me golpea, ninguna lágrima me eleva, nada de lo que brotaba de mi alma desparramándose inagotable, está ahora; nada.

Sonríeme, Alonso. Búscame por la tarde y por favor, por favor, encuéntrame. Y vamos a jugar, hazme sentir miedo, hazme sentir algo...


Que no sea esta infértil manía de apagarme.

1 comentario:

rOo RAMONE dijo...

¡¡Reacciona Alonso!!