28.12.11

No esperaba nada, realmente nada que no puedas entregar. Ni más, ni menos; nada que no esté a tu alcance, nada que no me pertenezca.

Recuerdos, es todo lo que tengo, lo que me duele en madrugada, me muerde los costados del corazón que grita tu nombre. Quisiera voltear la página como si fuera la almohada que volteo durante mis noches de inconsciencia.

Y no llegas, hice una fiesta en tu honor y eres el único invitado ausente. Mi vida te hace canciones y no quieres venir a escucharlas. Te niegas, me desvelas en tu hastío y me dejas como siempre, esperándote al pie de la cama, en vano.


2 comentarios:

angel21mbp dijo...

Siempre te te leo y nunca comento, pero me encanta como escribes!! describes una situación que yo vivia hasta hace unas semanas...

besos!

Veronik dijo...

Me encanta! Es la historia que tengo con él...recuerdos, recuerdos y más recuerdos.