22.5.12

Tú ya no existes.



Y al final me iré
de tantas formas diferentes
no sé si sabes qué se siente.

Y al final me iré,
de una vez o tantas veces
al menos dime que me entiendes.

Y me quedaré, pues jamás me iré del todo, ves?



[...]

Alejandro Sanz - Seremos libres.




Tantas veces la misma historia. Las mismas marcas que te obligan a pedir perdón. Eres frágil, eres de piedra. De una piedra que se consume bajo la lluvia, una piedra que golpea fuertemente y se lastima. 


Otra noche más que te envuelves en ti misma y ruegas porque tus recuerdos no te traicionen. Yo ya sé dónde estamos, ya sé en qué parte tengo que sujetar tus brazos para que no te hagas más daño. 

Ya no quieres hacerte daño, lo sé. Ya no quieres hacer daño y parece como si no pudieras evitarlo. Como si andaras a tientas por caminos regados de espejos rotos, los mismos que antes reflejaban tu carita redonda y rosada. 

Sigo sin poder irme, mi viaje está siempre incompleto porque pasa que siempre tengo que volver por ti. Tengo que recoger mis pasos y encontrarte en pedacitos entre ellos. Y enjuagarte lentamente, quitarte la sangre de las rodillas y llevarte a casa.

A tomar el té sobre la cama en la que antes amanecías abrazada a mí.



No hay comentarios: