7.7.12

Tú no estás.

Las marcas de mi piel son más que malos recuerdos si no estás. Las cosas malas, son peores porque no estás. Mis cartas están haciendo filas que se mueven y se burlan de mí cuando la noche no acaba, estoy dando vueltas otra vez, estoy cayendo y no te tengo a mi lado.

Me imagino la suavidad de tus manos curando mis heridas mientras dices despacito en francés que todo va a pasar. Y yo te creería, mis heridas desaparecerían y todo florecería al rededor porque así eres tú. Eres magia, eres luz, eres ausencia y la más dolorosa de todas.

Las cosas que pasan, retuercen solo cuando las recuerdo y cuando quiero retroceder el tiempo e impedirlas.

Tengo tantas cosas por contarte, tengo que decirte por ejemplo que los lunes duran a veces toda la semana, que el agua tibia me congela las ideas y prefiero quedarme menos tiempo porque necesito pensar, que mis manos ya no son tan frías, que mis ganas están desesperadas, que me enredo los viernes por la noche, que sus labios me marcan con veneno, que te extraño y que mis cartas no tienen destino porque no estás más.

Y yo te necesito.

No hay comentarios: