30.4.13

It's like I can't breathe

Cualquier día en el que quieras venir a sentarte frente a mí, a pedirme que te ponga mis cigarros en la boca, a pasar tus manos por mis piernas o simplemente, responder mis llamadas, estaré lista, porque sigo esperando.

Pienso en ti, y recuerdo cuando antes te pensaba e inmediatamente me llamabas, me escribías, me buscabas de cualquier manera. Pienso en que quizás las casualidades fueron crueles con mi ilusión, pienso que te amarras las manos en cuerpos ajenos para no volver a mí, porque sabes que te pienso, sientes que te pienso y tendrías que estar aquí, pero no, ¿por qué no?

Cuando te despediste y rompiste la puerta de la casa que con tanto esfuerzo me encargué de labrar para ti, no dejaste claro tu mensaje, no dijiste que no volverías y ha pasado tanto tiempo que empiezo a creer que no dijiste nada, que no rompiste nada, que yo le prendí fuego a nuestra casa y tú tuviste que huir, para salvarte. 

Tengo quemaduras en el cuerpo que dicen tu nombre, tengo canciones grabadas en cada cama en la que hicimos el amor, pero también tengo el sonido de tu voz amarga exclamando esas terribles palabras que jamás, jamás esperé de ti. No me juzgues por la locura, todo es válido después de eso.


Entonces te escribo, pienso en ti y espero que reacciones, que despiertes y que entiendas que todavía te necesito. 


Just one more hit, I promisse I can deal with it.





No hay comentarios: