26.8.13

Subibaja

Mi vida es un subibaja de feria con mucho ruido, con mucha luz, con mucha gente entrando y saliendo. Yo no entro ni salgo, yo me quedo en el borde mirando cómo todo pasa y pienso si alguien entiende que realmente a veces quisiera parar el ruido, apagar las luces, cerrar la entrada y acabar con esta feria infernal, quisiera que este subibaja se detenga y poder tener una vida que sea como una carretera horizontal, larga, asfaltada, one way. En la que mi auto pueda ir a varios kilómetros por hora si quisiera, y si no, ir relajada, tranquila, escuchando música que pueda cantar mientras miro hacia adelante y use el retrovisor solo para guiarme. 

La constante de mi vida es dar vueltas como un niño esperando marearme y caer, soy feliz mientras doy vueltas, miro el mundo fuera de mí girando veloz, veo todo desintegrarse y soy feliz. Y luego caigo, me raspo las manos, me sangran las rodillas y pienso que quizás no debí dar tantas vueltas, vomito sobre mi propia sangre.


Después estás tú. Y antes. Y me temo que siempre estarás. 

Vienes cuando menos te espero y algunas veces intento engañar al destino y le digo a dios que no te espero más, que no te quiero más. Me pinto sonrisas en los labios y me seco las lágrimas mientras trato sutilmente de no llorar  y entonces vienes y yo, que estuve aguantando la respiración todo ese tiempo, me alivio de tener aire otra vez, de tenerte a ti otra vez. Di vueltas, me mareé. Y luego pido porque te vayas, pido por no haber pedido que regreses. Caigo sobre mis rodillas, vomito sobre mis manos. 


A ti que vienes a mi feria una que otra vez, te encanta el sonido del subibaja, te fascinan las luces y la gente, te entretienes con lo que ves, te parece maravilloso y fuera de serie que sea yo un artefacto disfuncional. Soy parte de esa "gente diferente" que tanto te gusta y que tanto persigues y siendo tan especial, no sé por qué te das el lujo de quererme por ratos, a veces sí, a veces no. A veces arriba, a veces abajo. ¿Será que de tanto subibaja de mi feria ya aprendiste algo?


No hay comentarios: