20.8.14

You should learn how to say no.

Mi cabeza está llena de agujeros por donde pasa tu voz de ida y vuelta. Cuando trato de escuchar algo más, llega tu aroma, llega el calor de tu mano humedeciendo mi piel. Cierro fuerte los ojos, tú no estás y no vas a estar ni aunque lo quiera. 

Camino contra la corriente y te veo en cada rostro, imagino tu risa expulsando el aire que corta tus palabras y sonrío, quiero evitarte, quiero no pensar en ti pero mi sangre se atolondra y se ennudece exigiendo tu boca en la mía, tu saliva enjugando la palabra "no" hasta enmohecerla arrinconada en el último espacio de mis limitaciones.

Tu boca me pierde, tus labios me guían, estoy girando en un espiral de sensaciones agitadas que solo se calman si me tocas, si me miras, si me deseas o finges que lo haces. Y mi angustia enardece cada vez que te imagino tocando a otras, mirando a otras, deseando a otras, aunque finjas que no lo haces. 

Y detrás de la revolución que imprimes en mi piel, estoy lista para seguir, para detenerte cada vez que quieras irte, para atarte con mis cabellos a una caída infinita.




No hay comentarios: