25.1.15

I love myself better than you

Entonces hoy decidí que no iría nunca más detrás de ti, me estás acabando y no te puedo dar ese derecho. Hoy pensé que puedes serlo todo, pero no te atreves y yo tengo las horas contadas, no estoy en situación de darte más de lo que ya te di, salto hacia un costado con esta torpeza tan mía y tan sincera y libero mi camino, porque hoy decidí que no te quiero más en el.

Han pasado cuatro horas y me has vuelto a buscar. Esta sensación de poder es una de las drogas más agradables que he ingerido y tú y yo sabemos que en ese listado tengo amplia experiencia. 

No te respondo, no te voy a responder. Voy a dejar que te tortures hasta arrancarte los cabellos, que te mires al espejo y preguntes si es por esas marcas que ya se dejan ver, por el exceso de algo o la falta de otra cosa, tal como lo hago yo. Aunque quizás tú no pienses de esa manera, o incluso, ni siquiera te haga daño que te esté ignorando. Solo has intentado dos veces, no estás desesperando, no estás maquinando mi siguiente movimiento ni revisando todas mis redes para tratar de encontrar qué me pasa.


Entonces, es que hoy decidí que no podía más contigo ni contra ti, porque hay otra a quien llamas de la misma forma, porque así como invento que me quieres, invento que quieres a alguien más y me lo creo, invento cabos y los ato entre sí hasta encontrarle la razón a todo este nudo que no tiene pies ni cabeza porque no existe ni un centímetro de sensatez en quererte tanto, sabiendo yo todo lo demás.



No hay comentarios: