3.3.15

"Tenemos que advertir ese momento" pienso y repito en silencio, como un mantra, como siempre. 

Estoy pensando en decirte que esto acabó, aunque es posible que haya acabado incluso antes que yo empiece a dudarlo, porque, seamos sinceros: ¿Qué es esto?

Te he mentido y no me molesta, pero si mis sospechas se hicieran realidad y tú me hubieses mentido también a mí, entonces no sabría dónde almacenar tanta rabia, tanta pena. Pero, otra vez, seamos sinceros: ¿Acaso podrías tú admitirlo?

Quiero avanzar, no detenerme a mirar si me estás mirando porque sé que ya no lo haces más, quisiera no darle vuelta a la página, sino arrancarla, prenderle fuego y tirar las cenizas al viento, soplarlas, hacer que se vayan mientras me olvido que solo esperaba que me digas la verdad, pero ¿Podrás ser tú sincero?

No hay comentarios: