7.10.15

Cada cierto tiempo hay alguien que llega y que te distrae de ti misma, de las ganas que tienes de dejar de ser tú. Inventas una vida paralela, otra más; y siempre te creen, ¿cuánto tiempo será siempre? Según tu record, "siempre" puede durar dos meses o puede durar esos últimos quince años que sigues recogiendo de las paredes. "Siempre" han sido esos meses de besos clandestinos con sabor a papel cereza a las once de la noche al borde del auto que te llevaba a casa donde había otro tipo de "siempre"; uno que te hace doler la cabeza, el estómago y el corazón.

Y, como es de esperar, también tienes un "nunca" que se repite mil veces al día y que dura para siempre, bajo tu misma medida de tiempo.

A veces odio esas cosas de ti. Que no uses reloj, por ejemplo, o que uses uno con la hora de París y que solo te sirve para llegar tarde a todo lugar y a todo momento. Luego te pierdes lo más importante de tu vida y tratas de recuperarlo escribiéndote en los brazos historias que fueron tan breves como tus cambios de ánimo, y como dice esa canción que repetiste ayer: Esa inconstancia no es algo heroico, es mas bien, algo enfermo. Como tú, mon amour.

En algún momento ya no estaremos a tiempo y entonces, ¿cuánto durará nuestro "para siempre"?.




No hay comentarios: