11.2.16

Y todos los demás, también.

Pasan cosas que no entendemos. Hablo en plural como si en algún momento hubiésemos sido dos. Te hablo de mis fotos favoritas mientras rezo porque alguien más aparezca otra vez. 

Cuento los minutos hasta volver a verte, cada uno pesa mil kilos y dura años y tú no me miras nunca, nunca buscas mi aroma en las calles, ni confundes el roce del viento con mis cabellos en tu rostro. Y cada vez que un minuto cambia, cierro los ojos pidiendo en silencio que él regrese y que te saque de aquí.


Mi espacio está ocupado por otro mundo y un mundo aparte se quiebra cuando pongo un pie fuera de su barba. Existen más cosas que no entendemos. Tú, él, yo; y todos los demás, también.

No hay comentarios: